CARL COX SE SINCERO SOBRE SU SALUD MENTAL


Los DJ más exitosos pueden tener dinero y fama pero, al final del día, son humanos y se enfrentan a los mismos problemas que el resto de nosotros. Como hemos visto ya varias veces –cada vez más-, no hay cantidades de dinero que puedan remediar una enfermedad mental, algo que, hasta hace algunos años, era un tema tabú, no solo en la industria de la música sino en la sociedad en general.

En una nueva entrevista con “Music on my Mind”, una campaña creada para recaudar fondos y concientizar sobre la salud mental en la comunidad musical, el ídolo de la música electrónica Carl Cox habló sobre sus propias experiencias a lo largo de los años. Cox, quien ha sido DJ durante las últimas cuatro décadas, se sinceró sobre su estado mental actual, la respuesta del gobierno británico ante el COVID-19 y la muerte de sus padres, entre otros temas.

Habló sobre el fallecimiento de su padre, quien sufría de demencia para pasar luego al fallecimiento de su madre, quien murió de septicemia. “Me sorprende tener esta capacidad mental para continuar haciendo lo que hago al nivel en el que lo hago”, admitió sorprendido Cox.

Es importante tener en cuenta que él no está lidiando actualmente con ningún problema de salud mental. Sin embargo, se enfrenta a algunos de los desafíos más abrumadores de su carrera en estos tiempos de tanta incertidumbre. “Llevo 40 años trabajando muy duro como un DJ autónomo. He viajado por todo el mundo y he hecho felices a millones de personas”, declaró. “En el último tiempo, mi padre ha muerto, mi madre ha muerto; estoy en Australia y no tengo trabajo como DJ, que es mi oficio y es lo que me he creado para mí; y, ahora, en el Reino Unido nos dicen que busquemos otro trabajo porque ‘la industria no volverá’. Ahora, ¿me preguntas cómo estoy? Estoy bien, pero no estoy contento”, analizó.

Al conversar sobre el dolor y la pérdida, Cox ofreció algunas ideas para contrarrestar algunos momentos de inestabilidad, como llamar a tus más cercanos y preguntarles como están, ofrecerles un oído y encontrar algo de perspectiva para ver las cosas de otra manera. “Siento que, al final del día, tenemos que sacar lo mejor de lo que tenemos. Básicamente, aprovechar cada momento lo más humanamente posible.”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *