EL TAPABOCA EL ULTIMO GRITO DE LA MODA

Desde que estamos en cuarentena, era sabido que el tapa boca, mas allá de una medida de seguridad para no contraer el Coronavirus, se convirtió en un artículo o accesorio de moda. Están los realizados en casa, pero solo con salir a la calle por obligación podemos encontrarnos con diferentes modelos, Desde los mas básicos en tela de algodón lisa, predominan los negros, hasta los realizados en telas a lunares flores y diversos motivos. Telas texturadas, de cuero ecológico, estampadas con diseños, sobre todo de rostros de íconos de la cultura pop. A la ola de diseños se sumaron diseñadores reconocidos de la moda, que hicieron una acción benéfica para recaudar fondos ara diferentes fundaciones.

 

La moda busca concientizar también en tiempos de coronavirus. Así es como 12 diseñadores importantes del país participaron de la campaña  EL BARBIJO SE PUSO DE MODA, organizada por Fundación y Centro Rossi para promover el uso del barbijo con la creatividad e inspiración de cada uno de ellos. La  idea es promover el uso de esta prenda para cuidarnos y cuidar al prójimo de la propagación del covid-19.

De la campaña participaron (sin cobrar nada, por supuesto)  Javier  Saiach, Benito Fernández, Adriana Costantini, Maria Gorof, Laura Noetinger, Marcelo Senra, Adrian Brown, Suami Delelis, Laurencio Adot, Araceli Pourcel, Veronica de la Canal y Santiago Artemis . Todos se sumaron con una foto mostrando su propio barbijo de diseño y promocionaron esta iniciativa a través de sus redes sociales. Cada uno, por supuesto, posó a su manera y mostró su esencia en la  toma y con su propio tapabocas.

De encaje, con brillo, de cuero, escamado y hasta con lentejuelas. Los tapabocas se convirtieron en un accesorio indispensable para salir a la calle (en especial cuando se libere la cuarentena). Por otra lado, los emprendedores sacaron a relucir su potencial creativo. Acá te mostramos algunos de los texturados y dónde comprarlos:

Lali Ramírez, la diseñadora y dueña de la marca de calzado RH, diseñó barbijos de cuero y con los materiales que usa para fabricar los zapatos. Hay de animal print, con brillo y jaspeados. Además tienen bolsillo interno para poner el papel tissu. Se venden en @rhlaliramirez.

Paola y Gastón Quinteros son de Nueve25, una marca que desde hace dos años hacen delantales de jean y cuero. Decidieron reinventarse y buscar alternativas de producción en estas circunstancias: son máscaras reutilizables hechas de cuero y salen 400 pesos. “Si bien es un material caro porque es cuero, elegimos bajar el precio para que la gente lo pueda pagar y de alguna manera aportar nuestro granito de arena para batallar contra esta pandemia. Se vende en @nueve25.

Gaby Mizraji, que tiene una marca de indumentaria con su mismo nombre, también encontró en los barbijos caseros una manera de reinventarse en este tiempo de crisis económica. Ella fue más allá y hace tapabocas con telas texturadas, acanaladas, encaje, aplicaciones de perlas, piedras y lentejuelas. Salen $ 300 y se venden en @gabymizraji.indumentaria.
En cuero, cuerina y con diferentes texturas, animal print y brillosas, Savona ofrece estos tapabocas fashionistas. Salen $ 799 y se venden en @savonaramos_.